Los altos y los que poseen una voz grave son mejor retribuidos

Los altos y los que poseen una voz grave son mejor retribuidos

Un nuevo campo académico llamado economía biológica, que pretende hallar una relación entre los rasgos físicos y la retribución económica.

Margaret Thatcher, la primera ministra británica parece haber acertado en una de sus decisiones: tomar lecciones de dicción para bajar el tono de su voz. Por entonces, me indignó que una mujer que acababa de ser elegida para el cargo más alto sintiese la necesidad de asemejarse a un hombre. Pero ahora, he descubierto que no era tanto una cuestión de mujeres contra hombres como del tono en sí: incluso entre los hombres, parece que cuanto más grave es el tono de voz, mejor.

Científicos de la Universidad Duke han estudiado los registros vocales de 792 CEO estadounidenses, y han descubierto que aquellos con voces más graves suelen dirigir empresas más grandes, ganar más y durar más en el cargo.

Estas atípicas estadísticas salen de un nuevo campo académico llamado economía biológica, que pretende hallar una relación entre los rasgos físicos y la retribución económica. Se han llevado a cabo numerosos estudios en los últimos años, y la semana pasada leí muchos. Cuantos más leo, más me inquieta la conclusión a la que todos señalan: los altos, los poderosos, los guapos y los que poseen una voz grave cosechan resultados bastante buenos. Los bajos, gordos, débiles y con voz chillona triunfan menos.

Más info | Expansión.com

Post Relacionados
Dejar Respuesta

Pregunta AntiSpam * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.